CEACCU ha manifestado su satisfacción porque la propuesta elaborada por el “Comité de Sabios” para la reforma de los medios de comunicación de titularidad del Estado, confirme la primacía del interés general y de los derechos de los usuarios frente a cualquier otro criterio de rentabilidad política o meramente económica.

Unos valores que CEACCU reivindicaba en el Informe que remitió el pasado mes de septiembre al Comité, a petición de éste. En dicho documento CEACCU afirmaba que: “Desde esa consideración de la televisión como servicio público, entendemos de toda vigencia y validez los Principios establecidos en el Capítulo Primero de la Ley 4/1980 [actual Estatuto de RTVE que ahora se modifica]. Por tanto, las reformas que se emprendan lo que deben buscar es garantizar más eficazmente el disfrute por parte de los ciudadanos de los derechos que se deducen de esos principios (a una información objetiva, veraz y plural; el respeto al pluralismo político, religioso, social, cultural y lingüístico; a la protección de la juventud y la infancia, etc.)”

En su Informe, CEACCU consideraba que “una sociedad desarrollada y democrática, y que debe abordar retos cada vez más complejos, no puede abandonar el ejercicio de las funciones que le corresponden a la televisión (el acceso a la información y a la cultura, la formación de una opinión pública libre, favorecer el diálogo social…) al ámbito exclusivo de los operadores privados”.

Por eso, las modificaciones propuestas por CEACCU buscaban “que la radio y televisión pública fuesen una referencia en el cumplimiento de esta responsabilidad social”. Unas modificaciones que planteaban, entre otras cosas: “mejorar la participación ciudadana y la independencia de los órganos directivos, establecer un sistema de control de los contenidos o garantizar una financiación pública estable”.

CEACCU espera poder estudiar las conclusiones del Comité de Sabios con detenimiento para valorar en qué medida han sido recogidas estas cuestiones.

Sí que parece que la sugerencia de establecer “cuotas” o porcentajes de emisión ha sido recogida, pues CEACCU proponía “Utilizar, igual que establece la Ley 22/1999 de 7 de junio que modifica a la Ley 25/1994 de 12 de julio sobre contenidos televisivos, el procedimiento de “cuotas” o porcentajes de emisión como método para objetivar principios que suelen quedarse en el ámbito de lo desiderativo: “deberá protegerse a la infancia y la juventud”, “deberá impulsarse la divulgación de la cultura”, etc”.