CEACCU es la primera asociación estatal de consumidores en sumarse al “Decálogo para el cambio de la cultura bancaria” promovido por las entidades “Asufin”, “Adabankia”, “Fundación ¿Hay Derecho?”, y los profesores universitarios Fernando Zunzunegui, Joan Ramón Sanchís y Gustavo Matías Clavero.

CEACCU considera que es urgente acabar con las malas prácticas bancarias y la impunidad con que con frecuencia se desarrollan, y que este Decálogo puede contribuir a ello, junto con las reformas legales y la revisión en profundidad de los cauces de inspección y sanción que deben realizarse.

Según el estudio de CEACCU, “Los españoles ante el ahorro y la inversión”, el 72,9% de los consumidores piensa que los bancos no son ni solventes ni fiables y el 55% no confía ni en su propia entidad bancaria.

Esta desconfianza se ha traducido, en el 74% de los casos, en un cambio de hábitos: Un 41% consulta otro tipo de fuentes antes de contratar un producto, un 17% procura diversificar más los ahorros, y el 16% evita tener todo su dinero en entidades bancarias guardándolo en casa.

A juicio de CEACCU estos datos son consecuencia del desprecio del sector por los derechos de los usuarios. Y citan un ejemplo: “No es razonable que tengamos que poner en marcha campañas de información con el lema ‘10 frases con las que te puede intentar engañar tu banco’, para alertar del uso fraudulento de expresiones ambiguas como ‘renta fija’ o ‘depósito’”, ha afirmado Soledad Morales, presidenta de la organización.

Y añade: “Por eso, junto con los cambios normativos, que seguiremos impulsando, es necesario también modificar la cultura bancaria y los valores en los que se sustenta”.

Según informan los promotores del Decálogo, “en él se incluyen propuestas de gran calado que ya están aplicándose en otros países como Reino Unido y, en especial, Holanda, donde los profesionales del sector están obligados a jurar defender los intereses del cliente, siendo su incumplimiento causa de despido”.

Decálogo para el cambio de cultura bancaria
  1. Responsabilidad social
    La banca debe contribuir al progreso social y económico canalizando el ahorro hacia la inversión productiva.
  1. Conflictos de interés
    La banca debe actuar en interés del cliente evitando los conflictos.
  1. Buen gobierno
    La ética debe ocupar el centro del negocio bancario.
  1. Juramento hipocrático
    Los profesionales de la banca deben prometer defender y no dañar el interés del cliente.
  1. Asesoramiento de cabecera
    La oferta de productos complejos o de alto riesgo debe contar con asesoramiento independiente y cualificado.
  1. Concentración bancaria
    No deben existir bancos demasiado grandes para caer y para evitar abusos y un excesivo poder de mercado se debería de potenciar la banca de proximidad.
  1. Pluralismo institucional
    La diversidad de modelos bancarios, incluyendo las cooperativas de crédito, es una riqueza que hay que preservar.
  1. Financiación alternativa
    La concurrencia entre la financiación bancaria y no bancaria debe ser leal. Se deben fomentar las plataformas de financiación participativa y otras formas de financiación alternativa.
  1. Servicios de reclamaciones
    Deben existir sistemas efectivos de resolución de conflictos entre la banca y sus clientes.
  1. Educación financiera
    La educación financiera se debe impartir en los centros educativos al margen de la industria bancaria.