CEACCU considera “inaceptable” y “profundamente injusto” que la solución a la deuda sanitaria se haga recaer ahora en los más débiles, mediante el copago de medicamentos.

Copago medicamentos penaliza pensionistas y enfermosCEACCU rechaza el pago de medicamentos según  la renta de los usuarios que hoy podría plantearse en el Consejo Interterritorial de Salud para ser aprobado por el Consejo de ministros de este vienes.

CEACCU considera que es profundamente injusto hacer recaer ahora en los más débiles los problemas del gasto farmacéutico, conocidos y arrastrados desde hace años, y cuyo origen no está tanto en el uso que hacen los ciudadanos de un derecho esencial, sino en decisiones de gestión erróneas (como la aprobación en 2001 de un sistema de financiación de las comunidades autónomas en el que desparece la financiación finalista de la sanidad, que no garantiza, por tanto, el destino final de los recursos[1] o adecuadas, pero no llevadas a la práctica o postergadas (como la instauración de una central de compras)

Para CEACCU las modalidades que se barajan para financiar los medicamentos, “no son otra cosa que sistemas de ‘repago’, pues los usuarios ya soportamos ese gasto con nuestros impuestos”. Precisamente, CEACCU entiende que el único modo equitativo y transparente de financiar la Sanidad es este y no otro.

Especialmente grave para CEACCU es el hecho de que las medidas que se plantean penalizan particularmente a enfermos y pensionistas y rechaza, por falaz, que se distinga de las partidas asistenciales: el derecho a la salud de los ciudadanos depende tanto de la atención sanitaria como del acceso a los medicamentos necesarios.

Por último, CEACCU también pone en evidencia los costes y dificultades asociados a la implantación de este nuevo sistema de pago y pide transparencia en su implantación.


[1]Informe “Desarrollo autonómico, competitividad y cohesión en el sistema sanitario”  Consejo Económico y Social (2010)