Todas las claves para entender mejor el recibo de la luz: las partes que lo componen, qué pagamos por cada concepto, en qué hay que fijarse o cómo ahorrar.

recibo-luz-companiasEl recibo de la luz se compone de:

  • El coste producción de la energía, fijado por el mercado diario (POOL)
  • Los peajes de acceso (fijados por el Gobierno)
  • El coste de comercialización (fijado por el Gobierno)
  • El alquiler de contador (salvo que sea propiedad del usuario)
  • Los impuestos

recibo-luz-companiasFacturación por potencia contratada  (término de potencia, TP)

Es el precio que se paga  por disponer de la potencia contratada.

Se calcula multiplicando los  kW contratados, por el coste diario del peaje de acceso (precio fijado por el Gobierno)  y  por el número de días que comprende el periodo de consumo facturado (ver A).

A este precio se añade, además, el margen de comercialización, que se obtiene multiplicando el número de kW contratados por el coste diario de comercialización  fijado por el Gobierno (en 4€/kW/año) por el número de días del periodo de consumo facturado (ver B).

¿Cómo aparece en la factura?

Ejemplo: si  tenemos una potencia contratada de 4,4kW y pagamos la luz cada dos meses  (60 días):

A. 4,4 kW   x   0,104229€/kW   x  60 días
B. 4,4 kW   x   0,010959€/kW   x 60 días

¿Cómo se obtienen estos costes diarios?

calcPeaje acceso: 38,043426 €/kW/año (coste fijado por el gobierno) / 365 días = 0,104229€ /día
Comercialización
: 4€/kW/año (coste fijado por el gobierno) / 365 días = 0,010959€/día

La facturación por la potencia contratada en el recibo será  la suma de los anteriores conceptos A y B [Σ (A + B)]

Facturación por la energía consumida (término energía,  TE)

Es lo que se paga por  la energía consumida. Consta de dos partes, el coste de los peajes de la energía y el coste de la  energía consumida:

Peaje: Se calcula multiplicando el  peaje de energía (fijado por el gobierno, actualmente en 0,044027€/kWh) por el número de kWh consumidos y por el número de días del periodo de consumo facturado (ver A)

En nuestro ejemplo,  si en el periodo de consumo facturado (60 días)  se hubieran consumido 400kWh, sería:

A. 0,044027€  x  400kWh  x   60 días.

Coste energía: Se calcula multiplicando los días del periodo facturado por los kWh consumidos y por el precio de la energía contratado, PVPC u otro, dependiendo de lo que se haya contratado con la compañía (ver B).

En el ejemplo;

B. 60 días  x  400 kWh  x precio de la energía contratada.

La facturación por la energía consumida  en el recibo será la suma de los  anteriores conceptos: Σ (A+B)

Impuesto electricidad

Se trata de un impuesto especial fijado por ley  (establecido en 4,864%), que se aplica sobre la base imponible (TP y TE)  del recibo,  con un coeficiente multiplicador del 1,05113.

Equipos de medida

Es lo que se paga por el alquiler del contador. El precio actual es de  0,57 €/mes;  el de los nuevos contadores (inteligentes)  es de 0,81€/mes. Si el consumidor lo tiene en propiedad, no se paga nada por este concepto.

IVA

Impuesto sobre el Valor Añadido.  Se aplica un 21% sobre la suma de todos los conceptos anteriores (TP, TE, impuesto de electricidad y alquiler de equipos de medida).

signo-interrogacionLa razón es que están relacionados directa o indirectamente con el sistema eléctrico, como por ejemplo, las primas a las energías renovables, los costes  de la Comisión Nacional de la Energía –ahora CNMC (Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia)-,  los costes extra-peninsulares, las ayudas al carbón, impuestos, etc.

De no pagarse en el recibo de la luz, lo haríamos vía Presupuestos Generales del Estado. Es decir, aunque se “sacasen” de la factura eléctrica, no supondría ningún ahorro para los ciudadanos, y sería un margen que probablemente utilizasen las eléctricas para seguir subiendo sus precios. Por ello, es importante destacar que se trata de un argumento esgrimido por las grandes compañías y no supone, ni mucho menos, la causa de los incrementos que nos vienen aplicando, ni de los sobrecostes que se nos quiere hacer pagar (que están, fundamentalmente, en la generación de energía, origen principal de sus cuantiosos beneficios).

ahorroSi se analizan las ofertas de las distintas compañías, se aprecia muy poca competencia: el ahorro es mínimo de unas a otras. La diferencia entre la mejor oferta del mercado y el PVPC es solo de 15€ al año.  Se puede consultar los precios en el comparador de la CNMC.

Conviene controlar la potencia que regularmente necesitamos. Es decir,  si nuestra  necesidad de electricidad es de 3,5kW y tenemos contratado 7,5kW, estamos pagando aproximadamente 200€ de más al año (32€/recibo bimestral). Esto es, cada kW de exceso implica aproximadamente 5€ al mes.

Otras medidas de eficiencia energética son la utilización de electrodomésticos eficientes (A+, A++), el uso de  lámparas de bajo consumo, evitar dejar en stand by los aparatos,   usar las  zonas más  luminosas para el trabajo, disponer de un buen aislamiento, etc.

En la actualidad hemos pasado de la Tarifa de Último Recurso (TUR)  en la que el precio de la energía lo marcaba una subasta trimestral, al Precio de Venta al Pequeño Consumidor (PVPC), que  se establece mediante un nuevo método de cálculo basado en la cotización diaria (y horaria para los consumidores que disponen de contador inteligente)  de la energía.

No, no se resuelve el principal problema del precio de la energía: la retribución de la generación eléctrica se hace de acuerdo al coste marginal, es decir del coste de la energía más cara que interviene en el proceso de  generación. Por tanto, los consumidores seguiremos pagando la luz muy por encima de su coste real.

El fin de la subasta eléctrica solo resuelve una parte de las anomalías en la fijación del precio de la luz: se evitan los mecanismos especulativos que tendían por su propio funcionamiento a incrementar, aún más, la factura final. Sin embargo,  no se entra al fondo de la cuestión: necesidad de una auditoría oficial de todos los costes del sistema y nuevo cálculo de los mismos a partir de cero con total transparencia.