cancelacion-vuelos-terrorismo-francia-belgica/ anular billete avion 20 33

Nuestro equipo considera que la declaración de los estados de excepción en Bélgica y Francia, es razón suficiente para que el usuario alegue causa de fuerza mayor para cancelar su vuelo y tener derecho a la devolución de su importe.

La declaración de los estados de excepción o urgencia en Bélgica y Francia tras los atentados terroristas sería, a juicio de los servicios jurídicos de Nuestro equipo, razón suficiente para solicitar la anulación de los viajes contratados y el reembolso de las cantidades abonadas.

Nuestro equiporecuerda que, tal y como informa el Ministerio de Asuntos Exteriores, a raíz de los atentados del 13 de noviembre en París, las autoridades francesas han decretado el estado de urgencia, lo que comprende diversas medidas de seguridad pública reforzada. Numerosas actividades culturales y deportivas han sido canceladas y están prohibidas las concentraciones de gente en la calle.

En el caso de Bélgica, el nivel 4 de alerta implica el cierre del metro y del tranvía subterráneo (no así del tranvía de superficie y del autobús), el cierre de colegios y universidades y la anulación de grandes eventos en la Región de Bruselas-Capital. Asimismo, no han abierto sus puertas la mayor parte de museos y centros comerciales. Algunas estaciones de tren de la ciudad (Schumann, Delta, Bruselas-Oeste y Mérode) están también cerradas, a pesar de que el transporte por ferrocarril sigue funcionando. Se recomienda, también, evitar las aglomeraciones

Si bien estas situaciones no afectan a los requisitos de entrada en la zona Schengen ni a la documentación necesaria para entrar en territorio francés desde España, los servicios jurídicos de Nuestro equipo entienden “que ello supone una modificación sobrevenida de las circunstancias que entendemos justifica la cancelación por razón de fuerza mayor conforme a lo establecido en el artículo 1105 CC.”

Así mismo recuerdan que “las cláusulas que limitan indebidamente los derechos de los pasajeros en supuestos de fuerza mayor han sido declarada abusiva y por tanto nula por Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona, Sección 15ª, de 21 de octubre de 2013, constando inscrita en el Registro de Condiciones Generales de la Contratación”.

Por tanto, teniendo en cuenta no solo el riesgo real que ha justificado la adopción de medidas excepcionales en dichos países, sino las anómalas circunstancias resultantes que impiden que los viajes contratados puedan transcurrir  con normalidad (cierre de transporte público, museos, centros comerciales…), está plenamente justificado que el usuario cancele sus viajes a estos países, teniendo derecho al reembolso del precio abonado.

Es decir, “la cuestión no es pues tan solo la existencia de una amenaza terrorista, que por indeseable que resulte, de modo lamentable puede admitirse como consustancial a la época que vivimos en los últimos tiempos, sino la limitación de los derechos fundamentales que estos estados excepcionales implican y profunda alteración de las condiciones de vida que se desarrollan en el destino en cuanto a desplazamientos, concentración, ocio y en suma el desarrollo de una vida en condiciones de normalidad”, según argumentan los letrados de Nuestro equipo.

¿Cómo cancelar un vuelo a Francia o Bélgica y reclamar la devolución?

El usuario, para cancelar su vuelo a Francia o Bélgica y reclamar la devolución del dinero, debe seguir los siguientes pasos:

1º) Comunicar de forma fehaciente a la compañía aérea el deseo de cancelar el vuelo solicitando la devolución de precio íntegro abonado (billetes, tasas e impuestos). Para ello basta con enviar un correo electrónico (o un formulario, si esta es la vía de contacto de nuestra aerolínea, al que le haremos una “captura de pantalla” para conservar una prueba de la comunicación).2º) Si la compañía no procede a reintegrarnos el dinero pagado, debemos interponer una demanda judicial reclamándolo. Como se trata de importes inferiores a 2000 euros, podemos usar el procedimiento de “juicio verbal” que no requiere la contratación de abogado ni procurador, ni exige el pago de tasas judiciales.

Finalmente, Nuestro equipo recuerda que para que pueda ser considerado razonablemente causa de fuerza mayor, los viajes deben coincidir con el mantenimiento de la situación excepcional en estos países (no sería aplicable, entonces, a vuelos posteriores cuando esta alarma pueda haber sido levantada).

Pin It on Pinterest

Share This