CEACCU presenta al Ministerio de Sanidad y a los Grupos Parlamentarios un extenso escrito de alegaciones al “Proyecto de Real Decreto por el que se aprueba el Estatuto de la Agencia de Seguridad Alimentaria

El Proyecto de Real Decreto establece que en la Memoria anual “se omitirán aquellos datos relativos a empresas o particulares que no puedan hacerse públicos en razón de la confidencialidad”, “la confidencialidad en la transmisión de la Información” de la Red de Alerta, que los miembros de los Órganos de la Agencia “guardarán secreto de las deliberaciones, así como de todos los datos o informaciones de las que tuviesen conocimiento en ejercicio de sus funciones” o que “todo el personal al servicio de la Agencia española de seguridad alimentaria deberá mantener sigilo, incluso después de haber cesado en sus funciones”.

CEACCU ha remitido a los Grupos Parlamentarios y al Ministerio de Sanidad un documento de alegaciones al “Proyecto de Real Decreto por el que se aprueba el Estatuto de la Agencia de Seguridad Alimentaria” con las objeciones que, desde el punto de vista de los derechos del consumidor, se han encontrado en el texto presentado. La mayoría de las observaciones se centran en reclamar una mayor transparencia en torno a las actuaciones de la Agencia y una mayor presencia de las organizaciones de consumidores en los Órganos consultivos.

Algunos de los aspectos más problemáticos del Proyecto de Real Decreto son los que establecen que “el sigilo” y “la confidencialidad”, más que el derecho a la información de los ciudadanos, marquen la actividad de un Organismo encargado, entre otras funciones, de la puesta en marcha de la “Red de Alerta Alimentaria” o de la evaluación de riesgos.

En concreto, CEACCU rechaza aquellos artículos del Proyecto que establecen que en la Memoria anual “se omitirán aquellos datos relativos a empresas o particulares que no puedan hacerse públicos en razón de la confidencialidad”, “la confidencialidad en la transmisión de la Información” de la Red de Alerta, que los miembros de los Órganos de la Agencia “guardarán secreto de las deliberaciones, así como de todos los datos o informaciones de las que tuviesen conocimiento en ejercicio de sus funciones” o que “todo el personal al servicio de la Agencia española de seguridad alimentaria deberá mantener sigilo, incluso después de haber cesado en sus funciones”.

CEACCU considera que, a luz del derecho constitucional de los ciudadanos a la Información y de los derechos de los consumidores garantizados por la Ley, el principio de transparencia y publicidad debe regir las actuaciones de la Agencia, más que el sigilo y la confidencialidad recogidas por el Proyecto de Real Decreto, salvo excepcionalmente. Dada la relevancia de estos aspectos desde el punto de vista de los derechos de los ciudadanos, CEACCU ha presentado como ANEXO un informe realizado por sus Servicios Jurídicos, en el que se justifican y argumentan ampliamente dichas objeciones.

Por otro lado, buena parte de los aspectos que CEACCU entendía de mayor relevancia para garantizar la eficacia de la Agencia sí se han incorporado al Reglamento, en especial, en lo referente a la reagrupación de competencias o a las nuevas funciones que se incorporan, como la evaluación de riesgos o el control del funcionamiento de la Red de Alerta.

Algunos de los aspectos del proyecto de Estatuto de la Agencia son:

  • Órganos de la Agencia: El Consejo de Dirección asume toda la capacidad ejecutiva y es el máximo responsable de las decisiones de la Agencia, cuenta con 17 miembros, sólo uno nombrado a propuesta del Consejo de Consumidores y Usuarios. El Presidente asume las labores de “portavoz único” en materia de seguridad alimentaria. La Comisión Institucional, reúne a representantes de las Administraciones Autonómicas y locales. El Comité Científico, formado por veinte miembros, no sólo prestará asesoramiento, sino que también es el encargado de la evaluación de riesgos. El Comité Consultivo, órgano de participación social que, según el Proyecto, tiene una llamativa distribución de miembros: de veinte integrantes sólo tres corresponden a Asociaciones de Consumidores mientras se prevén seis puestos para colegios profesionales y ocho para sectores económicos.
  • Financiación y patrimonio: La Agencia contará con patrimonio y financiación propios. Podrá recibir tasas por su labor de evaluación.
  • Funciones: Asume buena parte de las competencias que afectan directa o indirectamente en la seguridad alimentaria, excepto el control en fronteras.